La universidad y la respuesta a los grandes retos sociales

La universidad y la respuesta a los grandes retos sociales

Los pasados días 10 y 11 de julio se celebró en la Universidad Complutense de Madrid el seminario “Universidad y Sociedad: La respuesta a los grandes retos sociales”, organizado conjuntamente por CRUE Universidades Españolas y Fundación CYD.

El objetivo del seminario era invitar a la reflexión y al debate sobre cómo  las universidades  pueden dar una mejor respuesta a estos grandes retos y en especial al desarrollo de una verdadera igualdad de oportunidades, de una economía más inteligente y con valores que de mayores garantías al cumplimiento de ese gran Pacto Mundial por el Desarrollo Sostenible y favorezca una mayor cohesión social y territorial.

Pudimos estar en el seminario y les hemos traído un pequeño resumen de lo que nos pareció más relevante en relación con el compromiso social y los retos sociales.

Miguel Angel Collado, Rector de la Universidad Castilla -La Mancha: “Debemos dar un ejemplo y que la vida en la universidad sea un ejemplo de lo que queremos proyectar a la sociedad”

Jorge Sainz, Secretario General Universidades: “No es suficiente con las patentes y transferencias, la aportación al tercer sector de las universidades hay que valorarla en la misma medida que la investigación”. “El futuro de la sociedad va a depender de los logros que se alcancen en este sentido”

Jordi Garcés Ferrer, catedrático en la Universitat de Valencia y Catedrático Príncipe de Asturias ​ en la Georgetown University de Washington DC. “Habrá que prestar mucha atención a la puesta en práctica de estrategias interdisciplinares”. Habló del Instituto de Polibienestar que dirige en la UV y del éxito que ha supuesto la estrategia de potenciar un instituto formado por profesores de disciplinas muy variadas. Gracias a ello es IP actualmente de 20 proyectos europeos y ha liderado un total 32 proyectos en 15 años. Habló de liderazgo y de presupuestos millonarios.

No obstante, no hizo ninguna mención a cómo evaluar la relevancia y la pertenencia a la hora de generar conocimientos, ni de la relación entre la producción científica y la agenda de desarrollo local, … por lo que no pareció encajar muy bien en el contexto de la jornada ni ofrecer soluciones a los retos planteados.

Lo cierto es que el enfoque interdisciplinar parece insuficiente para los retos que se nos presentan. En ese sentido, parece más actual y necesario hablar del enfoque transdisciplinar y del pensamiento complejo, términos ambos ampliamente discutidos por Edgar Morin desde hace ya bastantes años. La universidad debe aportar por la adopción de un enfoque transdisciplinar y superar los plantamientos multidisplinares, interdisciplinares o pluridisciplinares.

La Universidad de La Laguna desde el pasado año ofrece Cursos Transdisciplinares precisamente en un intento de modificar el planteamiento de los cursos interdisciplinares de extensión universitaria. No obstante, una universidad socialmente responsable debe acompañar este planteamiento con medidas más ambiciosas, como la evaluación de la pertinencia y relevancia de la generación de conocimentos en nuestra universidad, la promoción de convocatorias propias o ajenas de priyectos de investigación orientados a la solución de problematicas locales, la introducción del Aprendizaje-Servicio como metodología docente en una parte significativa de nuestros planes de estudio, etc.

Joaquín Aldas-Manzado, Catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universitat de València y Co-Director de U-Ranking del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), habló de cómo medir la Responsabilidad Social Universitaria. Señaló que no todas las definiciones de RSU permiten definir adecuadamente instrumentos de medida. “Actualmente estamos midiendo una parte muy pequeña de la Responsabilidad Social Universitaria (RSU),  al menos en U-Ranking que es el ranking de universidades que propone el IVIE

Óscar González Alcántara, grupo de investigación ingeniería y gestión responsable de la Universidad de Burgos, habló de como la falta de indicadores definidos y consensuados es un freno para implantación y el progreso de la RSU. “Lo que no se mide, no se puede mejorar“, señaló.

También formuló la siguiente pregunta: ¿cómo introducir los valores sociales en la universidad? Pues debe estar en el plan estratégico y en los contratos programa firmados con los gobiernos autonómicos.  29 universidades ya han introducido ya la RSU en su plan estratégico.

[Videos del evento] [Web con resumen]

 

Francisco Javier Amador Morera

Secretariado de Responsabilidad Social Universitaria

Contacto: disesoc@ull.edu.es

 

¡Compártelo!